Agrarias

Valoración de edificaciones e instalaciones agrarias

Sin duda alguna el sector primario ha sido una de las principales fuentes económicas en España durante décadas. Quizá ya no tenga el peso de antaño, pero sigue teniendo una relevancia importante para el conjunto del país.

Según el último Informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, elaborado para el año 2018, “Evolución reciente de la economía española y de los sectores competencia”, se puede observar como desciende progresivamente el peso del sector primario en el total del Producto Interior Bruto. En concreto, se observa un descenso de un 29% del 2018 respecto al 2000, pasando de un 3,7 a un 2,6.

El informe ofrece análisis de muchos factores, entre los que destaca el VAB, Valor Agregado Bruto, que mide el valor añadido generado por el conjunto de productores de un área económica. Según este informe, en el año 2000 el VAB era de un 4,1 sobre el total y en 2018 se situó en el 2,9. Y siguiendo la tendencia, el empleo también ha descendido en estas últimas 2 décadas, pasando de un porcentaje del 5,9 a un 4%.

Continúa el análisis de datos estadísticos procedentes de fuentes oficiales, en el año 2016, el último del que se tienen datos, ofreciendo el número de explotaciones agrícolas en España, que se situaba en 945.024, descendiendo un 2% respecto al último periodo analizado. Por completar, otros dados relevantes son la superficie total y la superficie agraria utilizada, que, en 2016 eran 30 millones de unidades y más de 23 millones de unidades.

Si analizamos la estructura de la población activa en lo que se refiere a sector primario, observaremos un descenso continuado de las personas que trabajan en agricultura, pesca y ganadería. Pese a ello, España es uno de los principales exportadores de productos agrícolas del mundo y sus diversas y magníficas huertas son famosas en el resto de países por su calidad y por los excepcionales productos que ofrece.

Dónde tasar explotaciones agrarias

A pesar de que la tendencia del sector agrario va en claro descenso desde hace varias décadas, aún existen muchas zonas de España que tienen a la agricultura como su fuente principal de subsistencia. Por lo tanto, y llevando el tema al terreno de las valoraciones económicas, aspectos como una garantía hipotecaria, procedimientos judiciales, expropiaciones, cuestiones periciales o de catastro, así como herencias o cualquier otra gestión patrimonial siguen estando muy latentes en el sector. Por eso es necesario que sociedades homologadas por el Banco de España en cuestiones de tasación y valoraciones ofrezcan sus servicios a las empresas del sector agrícola.

Aesval puede realizar cualquier tipo de valoración de fincas, terrenos o suelos rústicos, así como edificios agrarios con la garantía de las instituciones oficiales.

El equipo de profesionales de Aesval tiene una amplia experiencia en la tasación en este tipo de sector. Sin duda se trata de uno de los más complejos, ya que existe una gran variedad de edificaciones y tipos de terreno. Las peculiaridades del sector implican cierta dificultad a la hora de realizar tasaciones efectivas, pero son salvadas por los conocimientos adquiridos por los años de experiencia de los técnicos valoradores que conforman Aesval. Nada tiene que ver unos cultivos bajo invernadero con unos campos de viñedos o con una explotación agropecuaria, ahí la dificultad.

La expropiación como amenaza latente

Ya hemos mencionado en otros artículos que una de las causas por las que un negocio agrícola necesite de los servicios de una sociedad de tasación puede ser una expropiación. Bien sea por la ampliación de la red de carreteras estatales o de zonas urbanas, los campos agrícolas se han visto afectador por este principio legal desde que la revolución industrial dio paso a un nuevo modelo económico y social.

Queda reflejado en la Constitución Española, concretamente en el artículo 33, que la administración tiene la autoridad de expropiar si el motivo es de utilidad pública o de interés social. Del mismo modo, este poder expropiador “exige la valoración justa de los bienes y derechos a expropiar y el pago de la cantidad establecida”.

Para este tipo de situaciones urbanísticas no hay nada mejor como un asesoramiento, y existe la posibilidad, una valoración oficial de una sociedad de tasación especialista en negocios relacionados con el sector agrario.

¿Tienes un negocio agrario y deseas disponer de una tasación oficial? No dudes y ponte en contacto con Aesval. En muy poco tiempo un experto tasador contactará contigo para asesorarte con cualquier tipo de duda.